domingo, 8 de enero de 2012

¡¡Sevilla, es una maravilla!!

             Sevilla, capital de Andalucía cuenta con el casco antiguo más extenso de España y uno de los tres más grandes de toda Europa junto a Venecia y Génova. Es una de esas ciudades que puedes recorrer a pie y dónde a cada lado que miras hay algo que ver.
             La mejor temporada para visitarla es la primavera y el otoño, también en invierno ya que las temperaturas son más cálidas que en la gran mayoría de España.
             Su patrimonio histórico, monumental y cultural es amplísimo, por ello vamos a destacar algunas de sus riquezas ya que para verlas todas necesitaríamos más de un fin de semana.
             Empezando por lo más céntrico de la ciudad, la Catedral de Sevilla, que incluye la Giralda, parte de la catedral de origen islámico y que actualmente desempeña la función de campanario. A su alrededor encontraremos numerosos coches de caballos que ofrecen visitas por la ciudad.


                      Muy cerca de la Catedral se encuentran el Archivo General de Indias, lugar donde los antiguos mercaderes realizaban sus transacciones comerciales y actualmente se almacenan importantes documentos sobre América entre otros.  Y tan solo a unos pasos del mismo, Los Reales Alcázares, palacio con unos impresionantes jardines ubicados en el centro de la ciudad, donde actualmente los principales mandatarios se alojan cuando visitan la ciudad.


            Una de las más conocidas calles de Sevilla es sin duda la calle Sierpes, donde confluyen diversas calles y en el que actualmente se encuentra la zona comercial. Además es la calle más céntrica por la que pasan todas las festividades típicas como las conocidísimas procesiones de Semana Santa.
            Si nos gustan los motivos religiosos, a cada paso podemos encontrar Iglesias en las que poder visitar sus figuras más representativas que salen en la festividad de Semana Santa.
            La Plaza de España es otro de los lugares que no deben dejar de visitarse, rodeada de jardines donados por la infanta María Luisa de Sevilla en 1893. Una de las cosas que me llamaron la atención es que cada rincón de la plaza está dedicado a cada provincia española, ordenadas alfabéticamente.



            Sevilla tiene un gran poder de seducción en estas calles sevillanas por las que en cada paso se escucha una leyenda de amor, de arte o de fe. En la Plaza de Santa Cruz está enterrado Murillo y estuvo la iglesia que ha dado nombre al barrio. El centro del barrio Santa Cruz es la Plaza de los Venerables, donde se ubica el Hospital de los Venerables, que contiene el patio más bonito de la ciudad.
            El Barrio de Santa Cruz es el laberinto de la antigua judería, donde se reencuentran los fantasmas del rey moro Mutamid y su esclava Rumayquilla, de la hebrea Susona o de María Coronel quién prefirió quemarse el rostro antes de ser besada por Pedro I. Para visitarla recomiendo una visita guiada nocturna, donde la diversión y la curiosidad están aseguradas. También os recomiendo realizar una visita guiada que recorra las tres culturas que alberga la ciudad, que recorre los Reales Alcázares (mudéjar), el barrio Santa Cruz (judío) y la ruta histórica por la Catedral de Sevilla (zona cristiana).
            No puedo terminar sin nombrar a la Torre del Oro,  que se encuentra a orillas del rio Guadalquivir, lugar donde llegaban a parar las mercancías que provenían del Nuevo Mundo y por el que adquirió el nombre.


        
         Estoy segura de que me dejo muchas cosas interesantísimas de la ciudad, pero ya que mis visitas suelen ser de un fin de semana, os dejo con algunas pinceladas y os emplazo a que lo visiteis y descubrais sus lugares más maravillosos. ¡Que lo disfruteis!

5 comentarios:

  1. Pasé un fin de semana en Sevilla. Cuando llegué la Semana Santa se encontraba en pleno Domingo de Resurrección. Lo que más me chocó fue la algarabía que se montó en plena puerta de la iglesia para ver a la Virgen de la Macarena. Otro aspecto que no pasa inadvertido es la elegancia de sevillan@s en estas fiestas...qué lujo "quillo". Me lo pasé super bien por allí!!

    ResponderEliminar
  2. he estado recientemente en esta ciudad con mi hija y lo que mas nos gusto fue el viaje en carroza de caballos, el tablao flamenco de los gallos y de comida los pescaditos fritos el salmorejo los pajaritos fritos y las tortillas de camarones

    ResponderEliminar
  3. Hola!! llegué ayer de Sevilla de pasar un par de días también. Me encanta ir, y visitar cada vez todos los monumentos y lugares que has descrito tan bien. En esta ocasión visité el Archivo de Indias y volví al parque Mª Luisa y Plaza de España, una maravilla, y además una temperatura suave en este frío invierno. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Vaya! Me viene genial esta información pues en breve iré a visitar la ciudad, yo fui de pequeña y me acuerdo de algunos sitios pero prefiero refrescar la memoria. Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la Sevilla, y es que como dice la canción "Sevilla tiene un color especial.."

    ResponderEliminar